¿De qué va el proyecto Hagamos del Instituto un Espacio Habitable?

En este proyecto proponemos incorporar los espacios comunes  de nuestro centro educativo como un elemento activador de las metodologías, para fomentar el aprendizaje en la etapa de educación secundaria obligatoria y fomentar la convivencia.

Este proyecto está considerado -vistos los resultados obtenidos durante su puesta en marcha desde el curso 2013-2014- como una aportación útil, ya que afrontamos la existencia del fracaso escolar y el abandono temprano en nuestro centro, intentando atenuarlo con prácticas adaptadas a las necesidades del alumnado.

Las intervenciones están fundamentadas sobre el uso de lenguajes plásticos. Combinan los contenidos específicos de una o varias materias gracias a la visión artística, que actúa como elemento relacionante entre los conocimientos específicos de la materia y las sinergias que se producen entre los habitantes con su entorno, tanto del centro escolar como el de sus dominios en el exterior.

Es decir, se trata de hacer visible la principal función del instituto, que es la de ser un espacio didáctico en sí mismo, y que sean los usuarios que lo habitan los que interactúen diariamente con él, aprendiendo casi sin darse cuenta y descubriendo su papel dentro del aprendizaje.

Presentación de las justificaciones del proyecto  Hagamos del Instituto un Espacio Habitable

Currículo Integrado.

Para evitar el fracaso escolar y el abandono destaca como idea principal la de hacer del centro un espacio habitable, donde todas las instalaciones ocupadas por la comunidad educativa sean reconocidas como el territorio de todos, su otro hogar, el lugar donde pasamos prácticamente la mitad de nuestro tiempo en periodo escolar y que es necesario humanizar y referenciar a la actividad académica.

El entorno social en el que viven nuestros alumnos está repleto de estímulos visuales y acontecimientos que  influyen de manera especial en su atención. Conseguimos centrar su observación en este espacio  dedicado al aprendizaje, sacando su propio trabajo fuera del cajón del profesor ; son ellos los que producen las imágenes y estas tienen que ver con los contenidos de varias materias al mismo tiempo, haciendo que funcionen sin palabras. Una vez que llenan de color los pasillos despiertan en los demás estudiantes la curiosidad, la observación y la investigación;  esto es, en definitiva,  el aprendizaje autónomo, proponiendo otros caminos didácticos que relacionan conceptos de manera práctica.

Aprender sin darse cuenta junto a estrategias de resignificación y apropiación

Este proyecto hace que dejen una huella positiva, que construyan su hábitat a partir de su propia visión y trabajen con nosotros, los profesores, para conseguir que su aprendizaje sea efectivo y duradero.

Las intervenciones no son decoraciones, ante todo buscan despertar la curiosidad hacia qué es eso, investigar cómo se hace, sirven para demostrar contenidos que se imparten en otras materias, hablan de valores, y desarrollan la observación innata del individuo por iniciativa propia. Por medio de la estrecha participación de los estudiantes en todas las fases del proyecto llegan a sentir el espacio como propio; ahora miran las paredes, el techo, opinan y cuidan que esté en buen estado.

No hay que olvidar que el cometido final de este proyecto es que las actuaciones sirvan como recurso didáctico permanente, listas para ser analizadas en cualquier momento desde cualquier materia, recibiendo enfoques diferentes según las necesidades que se vayan produciendo en el aula.

Queda mucho por hacer, esa es la sensación, y hay ganas de hacerlo.

OBJETIVOS.

Se hace imprescindible una renovación pedagógica coherente con el  siglo XXI, que sea capaz de acercar a los estudiantes a la actualidad tanto artística como social, cultural, tecnológica, y que sea adecuada a las capacidades y connotaciones inherentes en nuestro alumnado; que responda a sus intereses.

El acto de conseguir una comunicación efectiva capaz de convencer al interlocutor es algo de lo que se ocupa la semiótica, y es preciso hacer una reflexión sobre cómo debemos aplicarlo nosotros. Si atendemos a la influencia de los medios de comunicación, e incluso si nos fijamos en el visual merchandising comercial, nos damos cuenta de que la interpretación semiótica -del significado de datos, imágenes, etc.-  se utiliza constantemente, y entendemos por tanto que los profesores deben también conocer y analizar este discurso. Se trata de poner en marcha una ruptura con lo anodino, con lo insustancial,  reflexionar ante símbolos existentes en nuestro entorno que ya damos por hecho que conviven en nuestro espacio pero que no son efectivos, y comenzar a crear una atmósfera propicia para la formación  de contenidos, de valores, de espíritu crítico y de reflexión; en definitiva hacer del espacio del instituto un lugar donde se respire esa sensación de estar Habitado por toda la comunidad educativa, donde tengan cabida junto con los conocimientos específicos de cada materia otros aspectos como la inclusión, el medio ambiente o la salud, por citar algunos, y siempre en contacto con el momento actual.

Ahora mismo no tiene sentido aislar sino todo lo contrario, es preciso mantener contacto con el mundo exterior para conseguir afianzar de una forma global los conocimientos. Entender lo aprendido sin fisuras, sin contradicciones, con demostraciones prácticas, donde van a ser los propios alumnos los partícipes tanto en la creación de esas imágenes como en su realización final.

Este proyecto se ocupa de crear espacios dinámicos, a su vez transformables, para ser utilizados como recurso didáctico por todas las materias.

En base a lo descrito, los Objetivos son los siguientes:

  • Actualizar el entorno visual de los alumnos, adecuando las imágenes que reciben a una estética acorde con la actualidad que estamos viviendo.
  • Hacer partícipes a los alumnos en la construcción de un espacio al que puedan sentir como propio, y sean capaces de identificarse con él.
  • Crear una dinámica participativa del profesorado en base a la utilización de estos espacios, con propuestas creativas y globales.
  • Conectar el mundo profesional de los adultos con el de ellos, para aportar coherencia a la labor que realizamos en el centro educativo.
  • Conseguir que los estudiantes adquieran aprendizajes específicos más duraderos.
  • Promover en los alumnos aprendizajes de carácter general, a través de las intervenciones realizadas en estos espacios, fomentando el desarrollo de sus competencias.
  • Fomentar los Valores a través de la participación, el trabajo en equipo y la visión crítica por medio de la construcción de estos espacios.
  • Despertar la observación y la curiosidad hacia el aprendizaje, como medio para que nuestros alumnos consigan logros que mejoren su autoestima, evitando así el abandono escolar.

 

RELACIÓN CON EL CURRÍCULO.

 Decreto 69/2007, de 29-05-20007. Art. 8. Ordenación y estructura del cuarto curso.

METODOLOGÍA.

La decisión de qué intervención vamos a hacer comienza con la coordinación  entre los departamentos, y con el momento en el que establecemos su relación con el currículo. Fijamos los contenidos de diferentes disciplinas para un mismo grupo de estudiantes y los hacemos coincidir en el tiempo. Por ejemplo, si hablamos en primer curso de ESO del trazado de polígonos desde la materias de educación plástica y visual lo hacemos coincidir con el cálculo del área en matemáticas.

Relación con el currículo: Decreto 69/2007, de 29-05-2007.

Una vez fijado el qué y el cuándo queremos enseñar comienza el trabajo con los alumnos:

Utilizamos estrategias de Aprendizaje Cooperativo, que potencia la interacción y la interdependencia entre los estudiantes, hace que asuman su responsabilidad individual por medio de la organización del pequeño grupo en roles muy concretos, y activa sus destrezas interpersonales y sociales.

Junto a ellos se decide ¿dónde vamos a hacer la actuación?. Como herramienta para iniciar la reflexión utilizamos el método DAT (Detectar- Analizar- Transformar), paseando por el espacio que queremos intervenir, analizando la función que debe tener y buscando qué es lo que falta para que sea aprovechado mejor por todos.

Si, por ejemplo, elegimos un pasillo tenemos en cuenta qué función tienen las aulas o instalaciones que comunica, la altura, el tipo de revestimiento,… y a partir de ahí comenzamos a guiar el proceso.

Cada alumno va realizando su Cuaderno de Trabajo. En él se van incluyendo las fichas que van orientando su reflexión. Las fichas están adaptadas dependiendo del nivel educativo del grupo de alumnos y su edad, por lo tanto, los Cuadernos varían según la materia o el curso al que va dirigido.

Primero rompemos el hielo comenzando el Cuaderno con fichas en formato sketchnote, dinámico y muy visual:

  • “Localización: ¿cómo es este espacio?”: camina por él, observa, registra lo que ves y haz un croquis de la zona en la que te propones intervenir.
  • “Tres, dos, uno,…”. Para no desperdiciar ninguna idea surgida, aunque parezca descabellada.
  • “Titular”.  Buscamos un tema y le ponemos nombre.
  • “Veo, pienso, me pregunto”. Comienza la reflexión.

Vamos avanzando, concediendo a las fichas más espacio de registro, ordenándolo ahora en formato tabla:

  • Alternativas, Posibilidades, Decisiones.
  • Decidir entre varias opciones.
  • Elegir la mejor idea.
  • ¿Qué he aprendido hoy?

La recogida de esta primera información se realiza combinando diferentes herramientas, dependiendo de los datos que nos interesa recabar, tanto los que son necesarios para el proyecto como los que yo necesito conocer para asegurarme del correcto aprendizaje de los estudiantes. Son tan importantes los momentos de debate en grupo, de trabajo de campo, el Cuaderno de Trabajo, etc, como los momentos de recogida de ideas de forma individual.

 Debate en grupo. En este primer momento la expectación es máxima. Es la sesión en la que muestro a los estudiantes los pilares en los que se apoya el proyecto:

  1. Los contenidos curriculares que queremos desarrollar con la actuación que decidamos.
  2. La implicación reflexiva que esperamos establecer con ellos.
  3. La importancia de su participación en el centro, de su papel dentro de la comunidad educativa y lo importantes que son ellos para que todo mejore.

Trabajo Individual. Para dirigir la reflexión utilizamos fichas de registro creadas al efecto,  que parten de la localización y valoración del problema y van avanzando hacia las posibles soluciones, las posibilidades de éxito de la idea elegida, la viabilidad del proyecto, las fases de desarrollo, pactamos un compromiso de trabajo, elaboramos una temporalización que vamos evaluando diariamente, fijamos los recursos materiales y humanos que necesitamos y cuando el proyecto está terminado evaluamos todo el proceso y nos preparamos para difundir su cometido entre los demás estudiantes y el resto de la comunidad educativa.

La Importancia del Trabajo en Equipo.

Para poder llevar a cabo este tipo de Educación por Proyectos nos basamos en algunos conceptos del trabajo colaborativo que se utilizan en el modelo de Aprendizaje Cooperativo, metodología que pusimos en práctica el curso pasado en el Centro como Proyecto de Innovación.

Se trabaja en grupos,  formados por cuatro miembros. Cada miembro del grupo adquiere una misión con una función muy concreta y adecuada a sus capacidades. El buen trabajo del grupo depende del cumplimiento de funciones por todos y cada uno de sus miembros (el secretario que registra la marcha del trabajo, el organizador de tareas diarias, el encargado del buen estado del material, por citar algunos ejemplos), y deben estar claras desde el inicio del trabajo. Al mismo tiempo, estos grupos participan con los demás grupos en un proyecto común. Así estructurado la coordinación es más sencilla, tanto para el profesor como para los roles comunes que se han establecido (por ejemplo, cada componente encargado del material se coordina con el de los demás grupos para las tareas del recuento, limpieza y orden).

Esta metodología conlleva de manera implícita el fomento y desarrollo de diferentes valores. Nuestra propuesta, aparte de crear espacios invisibles para el desarrollo de las competencias básicas, pretende hacer explícitos y tangibles el fomento y desarrollo de estos valores, como marca textualmente nuestro Proyecto Educativo de Centro (PEC), que dice:

“La aportación de valores al alumnado, al personal de la organización y a los grupos de interés, escuchando su voz y procurando satisfacer sus expectativas.

Los valores que nuestra organización considera adecuados son:

. Actuar en el círculo de influencia.- Trabajaremos en el círculo de influencia, en el marco de las posibilidades de actuación propias y no ajenas.

. Hacer bien y cada vez mejor las cosas adecuadas.-Identificamos la calidad con el trabajo bien hecho y la mejora continua tanto a nivel personal como a nivel colectivo e institucional.

. Actitud proactiva y mejora personal.- Optamos por el cambio institucional basado en las personas, en su actitud proactiva, en su disposición a mejorar personal y profesionalmente y en el autocontrol.

. Reconocimiento y asunción de responsabilidades.-confiaremos en las personas, les daremos oportunidades para que puedan asumir responsabilidades y tendremos un reconocimiento hacia quienes destaquen en su trabajo.

. Propósito y planificación.- Actuaremos siempre con un propósito en nuestra institución, en los equipos y en las reuniones, y trabajaremos con un plan y un método a partir de formular la visión o escenario a construir.

. Trabajo en equipo.- trabajaremos con metodología y disciplina en el trabajo en equipo, procurando la máxima participación, contribución, eficacia, satisfacción y rendimiento en nuestro trabajo.

. Escuchar la voz de los alumnos y grupos de interés.-Queremos añadir valor a los destinatarios de nuestro trabajo o clientes externos e internos. Para mejorar nuestros procesos de trabajo consideraremos sus opiniones y expectativas.

. Relaciones gano-ganas.- Colaboraremos y compartiremos nuestro conocimiento y optaremos por alternativas de solución gano-ganas siempre que sea posible.

. Participación y respeto.- Procuraremos crear un clima de participación en la escuela y basarnos en el respeto a las ideas, buscar las causas de los problemas y no los culpables, crear un buen ambiente y no temor.

. Seriedad, Orden y Limpieza.- Valoraremos la importancia del orden y la limpieza en todas las instalaciones del Centro, así como la seriedad y el compromiso en la asunción de tareas.

. Escuchar y comunicación.- Procuraremos escuchar de forma activa y mejorar la comunicación en nuestro Centro de forma que la escuela sea sentida como algo propio por todos y dar la información necesaria de forma clara.

Para la creación de Territorios Habitables se hace necesario un trabajo de equipo, donde el alumno sepa respetar las opiniones de los demás, aprenda a colaborar en proyectos conjuntos, sepa resolver de manera pacífica cualquier problema que pueda surgir, donde los participantes son iguales en cuestiones de raza, sexo, ideología, y donde cada alumno realiza un esfuerzo a nivel personal para el éxito por medio del trabajo común.

Todos estos valores queremos que queden explícitos y que sean trabajados de manera tangible en el desarrollo de nuestro proyecto. Mediante la creación de estos espacios los alumnos aprecian el resultado de trabajar por valores.

Para finalizar, resumiremos que estas nuevas formas de trabajo por valores promueven el uso de nuevas herramientas y formas de organización que los alumnos y profesores incorporarán a las teóricas y técnicas que ya utilizaban:

  • Herramientas de desarrollo personal: respeto, igualdad, solidaridad, tolerancia, resolución pacífica de conflictos, la colaboración, esfuerzo personal, y la constancia, que dotarán a los alumnos de experiencias útiles para su futuro desarrollo en equipos de trabajo y de aprendizaje continuado y autónomo.
  • Aprender a aprender , mediante de estrategias de investigación en la acción.
  • Confiamos en el Aprendizaje Activo: aprendizaje basado en proyectos, en tareas, en retos, en problemas. Aprendizaje por descubrimiento.

Agradecimientos

Encontré el impulso suficiente para darle credibilidad al trabajo desmembrado que iba realizando como docente, algo asfixiado por el miedo del principiante, gracias al contacto en el 2010 con un grupo de revolucionarias de la educación que trabajan bajo el nombre de Pedagogías Invisibles– Clara Mejías, María Acaso, David Lanau,…- Aprendí de ellas a escuchar a los estudiantes, trabajando juntos, respetando sus intereses y a adaptar las tareas para que aprendieran todos esos contenidos curriculares de la forma más real posible. Adopté su método DAT y se convirtió en el auténtico detonante para que fluyera la creatividad tanto de los estudiantes como la mía para focalizarla en mi profesión.

La creatividad obtenía respuesta, pero me faltaba concreción curricular, y es ahí cuando encontré no solo la formación, sino una auténtica familia laboral en red, de la mano de Fernando Trujillo con su ABPMooc_intef, y de mi tutor Joaquín J. Martínez, allá por el año 2013. Hoy en día la lista de nombres en los que encuentro energía e inspiración para seguir es extensísima, pero no por ello puedo evitar nombrar y admirar el trabajo de dos excelentes docentes en activo fundamentales en mi trabajo actual: Inma Contreras me hizo ver todo lo que me quedaba por contar, me empuja constantemente a enredarme en proyectos excelentes, y Lucía Álvarez, que me tiene currando día y noche gracias a la fascinante formación artística TIC que comparte en las redes.

Bravo por todos ellos, buen trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s